El kirchnerismo se enfrentará al PJ clásico en la mitad de las provincias

admin 18 junio, 2017 0
El kirchnerismo se enfrentará al PJ clásico en la mitad de las provincias

En las PASO o directo en las generales. Como Frente para la Victoria (FPV) o con Unidad Ciudadana. Con posibilidades de ganar o sólo para dar testimonio. En sus primeras elecciones fuera de la Casa Rosada, el kirchnerismo se encamina a enfrentar al PJ clásico para cargos nacionales en casi la mitad de las provincias del país. En 2015 esa disputa se limitó a 5 distritos.

El caso más llamativo es el de la provincia de Buenos Aires, donde, pese a que compite por fuera del PJ, el espacio de Cristina Kirchner, consolidado en el frente Unidad Ciudadana, tiene de su lado a casi toda la estructura del partido. En otras 10 provincias, en cambio, el kirchnerismo se enfrenta en minoría al sector hegemónico del justicialismo.

Con pronósticos desfavorables, los armados provinciales anclados en la figura de la ex presidenta esperan que una candidatura de Cristina en Buenos Aires potencie los desempeños de los kirchnerismos locales. “Se va a hablar de Cristina en todo el país”, se ilusionan.

Cristinismo puro más intendentes, la fórmula K

La disputa kirchnerismo-PJ clásico está confirmada en seis provincias: Buenos Aires, Santa Fe, Tierra del Fuego, Córdoba, Salta y Chubut.

Pero podría extenderse a otros cinco distritos, en los que negociaciones de última hora determinarán si se llega a un acuerdo o a un enfrentamiento. Son Mendoza, Corrientes, Entre Ríos, La Rioja y San Juan.

PRIMARIAS

Para entender el nuevo mapa del peronismo, no sirve mirar sólo los distritos en los que el partido tendrá competencia en las PASO. Por un lado, porque la mayoría de las disputas kirchnerismo-PJ clásico se dará en los comicios generales. Por otro, porque sólo en uno de los tres distritos en los que el peronismo tendrá primarias se plasmará el enfrentamiento entre esos dos sectores.

Ese duelo se dará en las PASO de la alianza Frente Justicialista de Santa Fe. Encabezado por Agustín Rossi, el kirchnerismo enfrentará a otras dos listas del PJ. Una es la vinculada al senador Omar Perotti, que llevará como candidato a diputado nacional a Juan Carlos Schmidt, uno de los jefes más visibles de la CGT. La otra, es la lista que estará encabezada por la ex jueza Alejandra Rodenas.

Los otros dos distritos con PASO peronistas confirmadas son la Ciudad de Buenos Aires y Jujuy. Pero mientras que en la Capital el PJ y el kirchnerismo comparten la lista principal, en Jujuy el espacio que responde a Cristina es un actor de reparto en la disputa entre dos sectores del justicialismo local. Se enfrentarán Guillermo Snopek y Liliana Fellner, candidata apoyada por el cristinismo.

“No nos oponemos a resolver candidaturas en las PASO. Pero no podemos ir a las primarias con el Gobierno y Clarín”, respondió a LA NACION un dirigente de La Cámpora, para justificar por qué el kirchnerismo elude las primarias en la provincia de Buenos Aires y las reclama en otros distritos. “Randazzo quería correr el verdadero eje de discusión, que es el que va encarnar la disputa de Cristina y Macri”, redondeó.

La disputa peronista más atractiva por fuera de las primarias se dará en Tierra del Fuego. El PJ, de la gobernadora Rosana Bertone, deberá enfrentar al kirchnerismo, que gobierna las dos principales ciudades de la provincia, Ushuaia y Río Grande, y acaba de sellar una alianza con la ex gobernadora Fabiana Ríos. Frente Ciudadano y Social será el nombre de ese espacio, luego de que Bertone bloqueara el uso del sello del FPV.

PELEA DESIGUAL

En las otras tres provincias con duelo confirmado entre el kirchnerismo y el PJ clásico, la fuerza que responde a la ex presidenta lleva las de perder. Anotado con frente propio, el kirchnerismo apuntará a enfrentar al justicialismo en las elecciones generales de Chubut, Salta y Córdoba. En esas provincias el partido responde a los gobernadores Mario Das Neves, Juan Manuel Urtubey y Juan Schiaretti, respectivamente.

Chubut es el único de esos tres distritos donde el kirchnerismo no es testimonial y uno de los tres en los que logró conservar el sello del Frente para la Victoria. Los otros dos son Río Negro y Santa Cruz, donde se acordó una lista única con el PJ.

De las provincias con escenario todavía incierto en el peronismo, la que tiene más posibilidades de terminar en una PASO es Mendoza, donde el PJ es oposición. Encabezado por el diputado Guillermo Carmona, el kirchnerismo perdió las primarias en 2015, pero podría volver a dar la pelea con el PJ clásico, con el que comparte el frente electoral.

En Entre Ríos y San Juan, el cristinismo no cierra la puerta a una lista de unidad, pero pide a cambio lugares “entrables” en las listas. Caso contrario, podría dar la pelea interna.

Con menos peso, también agita el fantasma de las PASO en La Rioja y Corrientes, donde tiene mala relación con el sector mayoritario del justicialismo. En Chaco, avanza un acuerdo entre el espacio del gobernador Domingo Peppo y el del intendente de Resistencia, el ex jefe de Gabinete Jorge Capitanich, un soldado de Cristina.

La contracara del distanciamiento entre el PJ y el kirchnerismo se dio en dos provincias donde la fuerza de la ex presidenta selló acuerdos con dos gobernadores justicialistas a los que siempre había mirado de reojo: Alberto Rodríguez Saá (San Luis) y Carlos Verna (La Pampa).

Facebook Comments

Leave A Response »