San Rafael tiene el primer centro de simulación médica del interior del país

admin 17 mayo, 2017 0
San Rafael tiene el primer centro de simulación médica del interior del país

El primer centro de simulación médica del interior del país acaba de ser instalado en una nueva dependencia, construida detrás de la sede San Rafael de la Universidad de Mendoza.

El centro cuenta con muñecos que simulan -con sorprendente exactitud- la anatomía humana. Algunos de ellos, además, exhiben diferentes patologías y traumas producto de, por ejemplo, un accidente vehicular.

La simulación recrea un escenario lo más cercano a la realidad  posible, permitiendo que los alumnos puedan resolver diversos casos, mientras son analizados y evaluados por profesores. El entrenamiento con la simulación favorece la seguridad de los pacientes y minimiza el margen de error. Por otro lado, evita también ciertos peligros comunes de los entornos clínicos reales: agujas infectadas, bisturíes y otros instrumentos de riesgo y equipos electrónicos.

El proyecto, ideado por el doctor Raúl Collado y financiado por la Universidad de Mendoza, pretende instalar localmente la metodología de la simulación clínica, y de esta forma ‘mejorar el proceso de toma de decisiones, la comunicación entre el equipo, y la optimización de recursos, posibilitando el error y su corrección, entrenamiento que en un contexto real podría provocar daños en el paciente’.

“La simulación es una técnica educativa presente en todo el mundo. En Argentina hay dos centros en Buenos Aires, uno pertenece a la Federación Argentina de Anestesiología, y otro, que es privado, a Roemmers. En el interior del país no hay ninguno, este es el primero”, argumentó Collado.

La instalación está dividida en módulos. Uno de ellos simula un quirófano, o la guardia de emergencias. Al otro lado, separada por un vidrio espejeado, una cámara Gesell permite, por ejemplo, a profesores, psicólogos, u otro tipo de evaluadores, analizar la situación dentro. Dividido por un pasillo, otro espacio alberga a los alumnos que, recibiendo streaming, estudian los movimientos, guidados por un instructor. Finalmente, otro salón con varias mesas dispone decenas de muñecos de anatomía sectorizada y sus diferentes patologías, para la enseñanza en grupos.

“El fundamento de la simulaciones es hacer creíble la historia; traen el paciente al hospital y empieza a trabajar el equipo; qué hace uno, qué hace el otro; habilidades técnicas y no técnicas, es decir, la comunicación, la formación de equipos, el liderazgo, el manejo de una crisis. Posteriormente se hace un briefing, una reflexión; qué hiciste bien, qué hiciste mal, qué podrías mejorar; aprendizaje a través del hacer, pero no con un paciente, sino con un muñeco”, explicó el galeno.

Desde el centro y la universidad apuntan a que el lugar, además de ser un importante recurso en la formación de alumnos, se ‘proyecte a la comunidad’, a través de cursos de capacitación para el personal del ámbito de la salud, docentes, alumnos, fuerzas de seguridad, y demás.

Facebook Comments

Leave A Response »